¿QUÉ ES LA FIEBRE?

Para definir la fiebre, se debe tener en cuenta que la temperatura corporal varía según el sitio de la medición y el tipo de termómetro utilizado. Pero desde el punto de vista práctico se considera fiebre a cualquier temperatura corporal por encima de 38 grados centígrados y se recomienda su medición por termómetro electrónico en axila, de vidrio o mercurio en axila o infrarrojo en el oído. Los padres saben cuando su hijo tiene fiebre, pero se recomienda siempre tener la medición de latemperatura exacta.

¿POR QUÉ OCURRE LA FIEBRE?

La fiebre es una respuesta natural del cuerpo ante la infección pero no es perjudicial en sí. La causa más frecuente es la presencia de un agente infeccioso (virus, bacteria, hongo, parásito) que activa los mecanismos de defensa del cuerpo (estimula la proliferación de los linfocitos y anticuerpos y su capacidad para eliminar agentes infecciosos) y a su vez producen cambios en el funcionamiento de ciertas células aumentando la temperatura del cuerpo. La respuesta del cuerpo ante la fiebre, es desarrollar mecanismos encaminados a lograr la pérdida de calor, por lo cual los pacientes con fiebre que no reciben antipiréticos, lograrán revertir su temperatura corporal a un rango de normalidad por medio de estos mecanismos. La fiebre causa preocupación importante en los padres, pero se debe entender que ésta es un síntoma en sí, una respuesta del cuerpo, pero no es causa de una enfermedad grave ni tampoco de secuelas o complicaciones importantes en un niño y aunque su causa es principalmente por agentes infecciosos, existen otras menos comunes como las enfermedades reumatológicas, oncológicas o neurológicas que pueden causar fiebre, por lo cual no siempre se indican tratamientos antibióticos.

 

¿ES MALO TENER FIEBRE?

Como se dijo anteriormente, la fiebre es parte de las respuestas de defensa del cuerpo y algunos gérmenes que con frecuencia producen infecciones en la infancia, se mueren sólo con la exposición al calor. Los tratamientos antipiréticos (acetaminofén) se indican porque la fiebre causa mucho malestar en los niños, pero es importante que se produzca para solucionar las infecciones más rápidamente. Por otro lado, el grado de la temperatura no se correlaciona con la gravedad de la enfermedad, así que se recomienda mantener la calma y considerar la fiebre como una aliada contra la infección. Lo más importante en un niño con fiebre es conocer su causa, ya que las enfermedades graves como la meningitis, la neumonía o el cáncer, pueden causar fiebre, por esto en algunas situaciones los médicos deben realizar exámenes en búsqueda de estas enfermedades.

 

POR QUÉ DAN CONVULSIONES CON FIEBRE?

Las convulsiones asociadas a la fiebre en la mayoría de los casos se presentan en niños menores de 5 años que tienen una predisposición a presentarlas y pueden tener más episodios posteriormente. Este tipo de convulsiones no producen ningún daño en el cerebro, no afecta el desarrollo del niño y no deja secuelas, por lo cual no es usual que se indiquen tratamientos para las convulsiones. Además, estas convulsiones se pueden presentar con cualquier grado de temperatura y el administrar antipiréticos con frecuencia, no garantiza que se pueda prevenir el evento. Por otro lado, las convulsiones con fiebre pueden ser una manifestación de una infección en el sistema nervioso central, como la meningitis, por esto es prudente que los niños que presenten convulsiones con fiebre consulten oportunamente para que los médicos determinen si es necesario realizar exámenes que ayuden a diagnosticar estas enfermedades.

 

¿QUÉ PUEDO HACER CUANDO EL NIÑO TENGA FIEBRE?

  • Administre abundantes líquidos orales de cualquier tipo, jugos o agua. Los niños con fiebre tienen pérdidas de líquido mayores por lo cual es importante reponer estas pérdidas.
  • Mantener al niño en un lugar fresco, cerrado, con poca ropa preferiblemente.
  • Puede administrar acetaminofén según la dosis que recomienda su médico o pediatra tratante.
  • El uso de medios físicos, como la aplicación de compresas de agua tibia en la frente, axilas y en general sobre el cuerpo, causan discomfort en el niño con fiebre, por lo cual sólo se recomienda emplearlas cuando la fiebre es muy alta.
  • No administrar antibióticos ni otros medicamentos sin orden médica, la mayoría de los casos no se necesitan.

 

¿CUÁNDO DEBO CONSULTAR?

Debe consultar al servicio de urgencias si:

  •  La fiebre dura más de 3 días.
  •  El efecto del acetaminofén dura menos de 4 horas.
  •  El niño no come nada, ni siquiera recibe alimentos líquidos.
  •  Observa que esta orinando muy poco.
  •  Vomita todo lo que come.
  •  Lo observa muy dormido o muy irritable.
  •  Se queja permanentemente.
  •  Presenta crisis convulsivas.
  •  Los niños que tienen diagnóstico de enfermedades oncológicas (cáncer), reumatológicas, inmunodeficiencias o en general con enfermedades crónicas, la fiebre es un signos de alarma siempre y deben consultar inmediatamente se presente o en las situaciones en que su médico o pediatra de cabecera le explique.

 

Dra. Diana Beltrán. Pediatra y coordinadora de la Oficina de Investigaciones del Fundación HOMI.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

1. Ministerio de Protección Social, COLCIENCIAS. Guía de práctica clínica para prevención, diagnóstico y tratamiento de la enfermedad diarreica aguda en niños menores de 5 años SGSS- 2013. Guía No. 8.

2. El- Radhi ASM. Fever management: Evidence vs current practice. World J Clin Pediatr 2012; 1(4):29-33. ;.