Donaciones

TextoDonaciones

 

 

btn donaciones

Donaciones

Los niños no deben morir de cáncer

Gracias a tu aporte, HOMI-Fundación Hospital Pediátrico la Misericordia podrá seguir liderando la batalla contra el cáncer infantil. En Colombia cerca de 6 niños son diagnosticados con cáncer al día, 8 de cada 10 niños pueden sobrevivir.


  • En HOMI diagnosticamos alrededor del 15% del cáncer infantil en Colombia.
  • Diagnosticamos el cáncer en menos de 24 horas. El diagnóstico temprano es el primer paso para sobrevivir.
  • Brindamos el mejor tratamiento posible, lo que nos ha llevado tener una esperanza de vida por encima del promedio nacional, cumpliendo con los estándares de países desarrollados.
  • Formamos oncohematólogos pediatras, especialistas en tratarintegralmente niños con cáncer.
  • Investigamos, buscando encontrar curas.

Otras formas de donar

donaciones
Bonos de condolencia
y fechas especiales
pacientes
Ayúdenos a recaudar fondos para
luchar contra el cáncer
noticias
Tienda HOMI

Historias

Conoce a Laura Bonilla, 13 años

Julio 27 del 2017

Yo llegué a HOMI porque tenía un tumor en la cabeza, me estaba generando convulsiones, no podía controlar mis movimientos, algo que los doctores llamaron encefalitis autoinmune NMDA. Recuerdo que podía estar tranquila, así sea viendo por la ventana y de un momento a otro olvidaba lo que había sucedido y despertaba en el hospital.

Fui operada, en esa cirugía me quitaron el tumor, el resultado no fue inmediato, pero ya todo fue disminuyendo y no convulsionaba tan seguido; los médicos decían que era normal mientras mi cabeza se normalizaba.

Los doctores me dieron mucha energía y a mi familia también, yo sentí que HOMI se convirtió en mi casa, gracias a ellos recuperé mi comportamiento, no volví a convulsionar y me ayudaron a mejorar mi vida por completo. Hoy soy una niña normal.

 
 

Conoce a Cristian Leguizamón, 15 años

Julio 27 del 2017

Hace 10 años, exactamente el 21 de agosto de 2007, fui el primer paciente en recibir el trasplante de médula ósea en HOMI, yo sufría de una aplasia medular adquirida severa. Gracias a la Dra. Marcela Estupiñán y el Dr. Mauricio Chaparro tuve un tratamiento a tiempo, me sentí siempre en casa, me llenaron de muy buenos momentos y hoy en día me siento orgulloso y feliz, estoy curado y llevo una vida normal junto a mi familia y a mis amigos del colegio, solo recuerdo lo bien que se portaron conmigo en HOMI.

Ya sé que es lo que quiero ser cuando salga del colegio y es ser médico, así como los que me ayudaron a mí a salir adelante, son los mejores.