Este 15 de febrero conmemoramos el Día Internacional de la lucha contra el Cáncer Infantil, un grupo de patologías consideradas como las principales causas de muerte de niños y adolescentes en el mundo.

Additional Info

  • Contenido

    Según la Organización Panamericana de la Salud se estima que durante el año 2020 el cáncer fue la causa de muerte de cerca de 8.544 niños menores de 15 años, de ellos 7.076 fueron niños diagnosticados y tratados en países de Latinoamérica y el Caribe. A su vez, esta misma organización internacional relaciona que en consecuencia a que la mayoría de niños con cáncer viven en países de ingresos económicos bajos y medios "se genera que no haya una detección temprana, sin acceso a un tratamiento de calidad y a la posibilidad de contar con cuidados paliativos" .

    Es así como en Fundación HOMI conmemoramos esta fecha trabajando fuertemente por brindar nuevas y mejores oportunidades de vida para los niños y niñas del país. Desde hace 123 años somos el hospital que diagnostica y atiende el mayor número de niños con cáncer en Colombia y a su vez, logramos el más alto porcentaje de sobrevida de niños con leucemia en Colombia (74.4%). Esto es posible gracias a que contamos con el Centro de Cáncer Infantil más grande del país compuesto por el mayor número de especialistas en Oncohematología Pediátrica; Juntas médicas de Tumores, Trasplante y Neurología y, con más de 38 especialidades clínicas, quirúrgicas y de apoyo que dan integralidad a los tratamientos.

    También, contamos con una infraestructura idónea para brindar seguridad clínica en los tratamientos y toda la tecnología biomédica de última generación para el desarrollo de quimioterapias, exámenes diagnósticos y procedimientos quirúrgicos, buscando así suplir con calidad todos los requerimientos de nuestros niños y sus familias.

    Las cifras HOMI

    Dentro de las cifras de los últimos años, Fundación HOMI registra que en el 2017 se diagnosticaron 238 casos nuevos de cáncer infantil; en 2018, 270 y, en 2019 se registraron 289. Dentro de estos tres años el 36% tenían diagnóstico de leucemia linfoide aguda, cuya patología es la más común en los pequeños. El 6% presentó leucemia mieloide aguda que es la menos común, el 0% con leucemia mieloide crónica, el 14% con patologías en el sistema nervioso central, el 17% con linfomas y con otro tipo de tumores el 27%.

    El Cáncer Infantil y Covid-19

    Es importante generar consciencia sobre la importancia de tener un diagnóstico oportuno en los niños y la necesidad de continuar con sus tratamientos a pesar de la contingencia de salud pública actual. Según los registros de Fundación HOMI aproximadamente el 75% de nuestros pacientes no se remiten a tiempo o interrumpen sus procesos por la pandemia, situación que imposibilita tener un tratamiento exitoso para los niños. Es por eso que en Fundación HOMI estamos siempre listos para brindar seguridad y confianza a las familias y a nuestros pequeños valientes para que puedan continuar con su proceso, para ello contamos con:

    • Urgencias oncológicas (TRIAGE)
    • 50 habitaciones unipersonales
    • Una sala de procedimientos exclusivas.
    • Incluso, tres ludotecas para el programa de aulas hospitalarias y permitir darle continuidad a la formación de los niños.

    En Fundación HOMI trabajamos todos los días para seguir siendo pioneros en la prestación de servicios integrales en salud de alta complejidad, estamos enfocados en la excelencia, orientados al resultado, por ello desde hace 12 años desarrollamos una jornada académica que involucra a los mejores especialistas del país para hablar sobre el cáncer infantil y promover el conocimiento y las buenas práctcticas que puedan ser emuladas para el beneficio de los niños de Colombia. Este evento será virtual trasmitido desde las instalaciones de Fundación HOMI este 15 de febrero desde las 7.30am.

    Tenemos claro que juntos somos más fuertes, por ello los invitamos a que todos luchemos contra el cáncer infantil, ingresa a www.fundacionhomi.org.co y conoce cómo puedes contribuir a esta causa.

    MAYOR INFORMACIÓN:

    Oficina de comunicaciones Fundación HOMI
    Teléfono oficina de comunicaciones: 3811970 – EXT: 1540
    Katherine Saavedra. Líder de Comunicaciones - 3104222085.
    María Camila Ospina. Comunicadora Institucional -310 692 3282

    Facebook: FundaciónHOMIoficial
    Instagram: @FundacionHomi - @InmortalByHomi
    Twitter: @FundacionHOMI
    LinkedIn: HOMI Fundación Hospital Pediátrico La Misericordia

En conmemoración al Día mundial de la Neumonía, los invitamos a conocer más sobre esta infección en los pulmones que afecta a niños y adultos.

 

Additional Info

  • Contenido

    La neumonía es una infección del pulmón, causada por microorganismos en el que se ocupa el espacio de los alvéolos, donde se produce el intercambio de oxígeno, alterando el adecuado funcionamiento de la respiración.

    La neumonía adquirida en la comunidad, es la sexta causa de mortalidad general y la primera causa de mortalidad por enfermedad infecciosa en el mundo. En Colombia, la mortalidad se estima en 13 por cada cien mil habitantes al año, afectando a personas de cualquier edad, sin embargo, los niños menores a 5 años tienen un riesgo mayor de sufrir complicaciones, por lo que es de vital importancia conocer acerca de este tema.

    SÍNTOMAS EN NIÑOS:
    Los niños afectados por esta enfermedad, comúnmente presentan:

    • Fiebre
    • Malestar general
    • Dificultad para respirar
    • Retracciones intercostales
    • Aumento de la frecuencia respiratoria
    • Disminución del apetito
    • Tos con expectoración

    Su diagnóstico requiere una adecuada historia clínica y examen físico, y según los hallazgos, el médico considerará la toma de estudios paraclínicos como laboratorios y radiografía de tórax.

    MANEJO:
    El manejo de la neumonía en niños, dependerá del agente etiológico sospechado por el Especialista, así como de los antecedentes personales y familiares. El proceso puede ser ambulatorio o de hospitalización.
    Es importante tener en cuenta que no se debe iniciar ningún tipo de medicamentos, especialmente antibióticos a los niños por orden de personas diferentes a un médico certificado. El manejo de la infección respiratoria con uso de antibióticos en infecciones virales, ha llevado al aumento y aparición de bacterias resistentes, dificultando el manejo adecuado de la neumonía y aumentando la mortalidad.
    Hoy en el día de crear conciencia acerca de la neumonía, debemos tener presente el riesgo que todos tenemos de adquirir esta enfermedad y tomar las precauciones necesarias; para esto ten en cuenta:

    • Para prevenir infecciones respiratorias, evita el contacto con personas enfermas usando siempre el tapabocas y la adecuada higienización de las manos.
    • Mantener el adecuado estado nutricional de nuestros niños, dado que un niño con buen estado nutricional puede superar mejor las infecciones.
    • Incentivar la lactancia materna y seguir las recomendaciones para esta.
    • No auto formularse ni dar medicamentos a los niños sin tener una orden médica.
    • No exponerse al humo de cigarrillo de primera, segunda ni tercera mano (este último es el que se deposita en objetos y permanece horas aun después de que la persona dejo de fumar)
    • Tener el esquema de vacunación al día.
    • Consultar al médico oportunamente y seguir sus indicaciones.

     

    ¡Todos podemos prevenir y ayudar a disminuir los casos de neumonía en nuestros niños! Recuerda que en fundación HOMI, contamos con la especialidad de Neumología pediátrica y los mejores especialistas aptos para brindar los mejores tratamientos.

En conmemoración al Día mundial de la prevención de Accidentes cerebrovasculares, conoce un poco más sobre esta afectación del cerebro, que también se puede presentar en edad pediátrica.

Additional Info

  • Contenido

    El Accidente Cerebrovasular (ACV) es una condición que se conoce popularmente como infarto o derrame cerebral, y se asocia a adultos mayores que cuentan con factores de riesgo como hipertensión, enfermedades del corazón, diabetes, entre otros.

    Sin embargo, es muy importante saber que los niños desde los primeros meses de vida, también pueden presentar esta condición, la cual corresponde a una de las primeras 10 causas de muerte en Estados Unidos, y es un motivo para asistir inmediatamente a urgencias para recibir atención inmediata.

    ¿Cómo se presenta un Accidente cerebrovascular?

    El ACV ocurre cuando un coagulo o trombo, impide el adecuado flujo de sangre al cerebro y como consecuencia, las células del cerebro mueren por falta de oxígeno.

    Síntomas

    Los síntomas o signos que pueden presentar los niños con esta condición son:

    •        Debilidad de un lado de la cara o del cuerpo
    •        Cambios en la sensibilidad de un lado del cuerpo
    •       Dificultad para hablar o ser entendido
    •       Dificultad para mantener el equilibrio o coordinación
    •       Dolor de cabeza muy intenso (especialmente con vómito y somnolencia o adormilado)
    •       Convulsión con dificultad posterior para mover un lado del cuerpo.

    En bebes pequeños antes del año o recién nacidos, puede ser más difícil identificarlo, presentando convulsiones que pueden simular tics repetitivos en brazos o piernas, estar adormilados por más tiempo de lo normal o en los más pequeños, apneas o pausas para respirar.

    Causas

    En niños, a diferencia de los adultos, las causas más frecuentes de ACV son arteriopatía (enfermedades transitorias que afectan las arterias del cerebro o del cuello, entre las que se encuentran arteriopatía transitoria, disección arterial y vasculitis) e infecciones de la cabeza (meningitis); sin embargo hasta en un 26% de los pacientes, la etiología podría ser desconocida.

    Población de riesgo

    Dentro del grupo de niños que presentan mayor riesgo de tener accidentes cerebrovasculares, se encuentran los menores con malformaciones del corazón, enfermedad de células falciformes, antecedente de enfermedad o trastorno protrombótica (alteraciones en la coagulación que pueden aumentar la posibilidad de trombos en la sangre), antecedente de lupus eritematoso sistémico, síndrome anti fosfolípidos, enfermedad de moya-moya, síndrome de down, infección reciente por varicela, antecedente de radioterapia y niños con Leucemia en tratamiento con medicamentos como L-Asparaginasa.

    Si tu hijo, familiar o conocido presenta alguno de los síntomas mencionados o presenta alguno de los factores de riesgo descritos, requiere asistir cuanto antes a urgencias para tomar una imagen del cerebro (resonancia magnética cerebral) para confirmar si hay una lesión que sea compatible con ACV.

    Para que sea muy fácil recordar usamos esta sigla en inglés:

    F: FACE: si tienes un lado de la cara caído

    A: ARM: si tienes un brazo débil

    S: SPEECH: si cuando hablas no se entiende

    T: TIME: ¡Es tiempo de ir a URGENCIAS!

     

    No lo olvides, el Accidente Cerebrovascular en niños puede ocurrir y requiere atención urgente, por esto, en Fundación HOMI contamos con Neurólogos pediatras, Especialistas en el tratamiento adecuado para este tipo de patologías.

En conmemoración al día mundial del cuidado paliativo, conoce más sobre este servicio que brinda apoyo durante el tratamiento médico que requiera manejo del dolor físico y emocional.

Additional Info

  • Contenido

    Una enfermedad grave o crónica puede producir síntomas molestos y dolorosos que no son de fácil manejo, sobre todo en edad pediátrica, por esto y para contrarrestar todos estos episodios, se brinda el servicio de cuidado paliativo de la mano de todo un equipo integral, que busca acompañar al paciente y su familia en todo el proceso que se requiere.

    Pero ¿Qué son los cuidados paliativos?

    El cuidado paliativo se centra en el tratamiento integral de los síntomas de difícil manejo, molestias físicas, emocionales y espirituales, que produce una enfermedad crónica que limita la vida o que la pone en riesgo.

    ¿Cómo sé si mi hijo necesita cuidado paliativo?

    Es importante mencionar que el cuidado paliativo no es sinónimo de muerte; este cuidado permite que se pueda ayudar al niño y su familia a tener mejor calidad de vida, por esto los menores que presenten enfermedades cómo: cáncer, cardiopatías, neumopatía, insuficiencia renal, SIDA, fibrosis quística, entre otras, y que padecen molestias físicas y emocionales no controlables a causa de su condición, pueden entrar a un proceso de cuidado paliativo, donde se les realizará un acompañamiento integral de profesionales de la salud especializados en este tipo de cuidado.

    Ventajas del cuidado paliativo

    Las investigaciones demuestran que los niños y las familias que reciben este tipo de atención de manera oportuna y adecuada, muestran una mejoría importante en:

    • Alivio pronto e idóneo del dolor y otros síntomas
    • Su calidad de vida y satisfacción de necesidades
    • Comunicación y coordinación asertiva con el equipo de salud tratante
    • Apoyo emocional para el niño y su familia
    • Disminución de estancia hospitalaria
    • Motivación en las cosas que agradan y alegran al niño

    ¿Quiénes son los encargados de brindar este tipo de cuidado a mi hijo?

    Como mencionamos inicialmente, el cuidado paliativo está conformado por varios especialistas y profesionales que se complementan entre sí, para brindar la mejor calidad de vida posible a los pacientes que inicien un proceso de cuidado paliativo. Liderados por un pediatra paliativista, el equipo está compuesto por:

    • Enfermeros especializados en cuidado paliaitvo
    • Psicólogos y trabajadores sociales
    • Consejero espiritual/religioso
    • Nutricionista
    • Otros especialistas que se unan de acuerdo a las necesidades del niño

    En Fundación HOMI, el servicio de cuidado paliativo cuenta liderado por dos pediatras paliativistas, acompañados por un equipo integral e interdisciplinario que se centran en ayudar al niño y acompañar a su familia en todo el proceso, para que se puedan disminuir la angustia frente a cuestiones que van desde consideraciones prácticas en la atención médica del niño, hasta las necesidades espirituales que la familia requiera.

    No están solos, estamos para ayudarlos, acompañarlos y orientarlos en la toma de decisiones que permitan beneficiar la calidad de vida de nuestros pacientes paliativos.

La detención temprana del Cáncer en los niños permite realizar un diagnóstico oportuno y así salvar millones de vidas.

Additional Info

  • Contenido

    El cáncer es una de las principales causas de mortalidad entre niños y adolescentes en todo el mundo, su incidencia es entre 100 y 180 casos nuevos por cada millón de personas, convirtiéndose en la segunda causa de muerte entre los 2 y los 19 años de edad. Existen diferentes tipos de cáncer, siendo las leucemias agudas las más comunes, seguido de los tumores del sistema nervioso central y los linfomas.

    Durante las últimas décadas los avances en el tratamiento del cáncer infantil han permitido aumentar la supervivencia de manera significativa, haciendo de esta una enfermedad con altas posibilidades de curación. La detención temprana del Cáncer en los niños permite realizar un diagnóstico oportuno y así salvar millones de vidas.

    Pero ¿Cuáles son las causas?

    Cerca de un 5 a 10% de todas las neoplasias en la edad pediátrica tienen una base hereditaria, sin embargo no se conoce con exactitud la causa de la mayoría de casos de cáncer en la edad infantil.
    Un gran porcentaje surge como resultado de mutaciones en genes que causan crecimiento celular descontrolado, en adultos esto ocurre por los efectos acumulados de la exposición a largo plazo de sustancias que producen cáncer, sin embargo en niños esta asociación no es tan clara.

    Nada de lo que le haya pasado al niño es la razón de su enfermedad y nunca los padres son los culpables de ella.

    ¿Cuáles son los síntomas más frecuentes?

    Aunque el cáncer infantil no se puede prevenir, si es posible su detección temprana. Tanto los padres como los médicos de atención primaria deben conocer y estar atentos a la presencia de algunos de los síntomas que podrían orientar hacia la presencia de cáncer infantil, esto nos permite realizar una consulta oportuna, con un diagnostico e inicio de tratamiento temprano el cual aumentará las posibilidades de curación de esta enfermedad. Algunos de los síntomas más frecuentes son:

    • Fiebre recurrente o persistente, pérdida de peso y apetito, palidez, sudoración excesiva, fatiga o sangrados y moretones de fácil o inexplicable aparición.
    • Masas localizadas en abdomen, tórax, extremidades o genitales especialmente sin dolor, que aumentan progresivamente de tamaño.
    • Dolor en huesos y articulaciones con hinchazón progresiva, no asociado a trauma ni infección.
    • Manchas blancas en el ojo, desviación de los ojos, perdida de visión, protuberancia del globo ocular.
    • Manifestaciones neurológicas como cambios de conducta, trastornos del equilibrio marcha, dolor de cabeza acompañado o no de vómitos matutinos.

    ¿Cómo se diagnostica el cáncer infantil?

    Cada diagnóstico es distinto, pero en general inicia cuando un niño tiene signos y síntomas que motivan a los padres a consultar, al principio muchos de estos síntomas son similares a enfermedades más comunes en la niñez, lo que resulta difícil de identificar cuando el médico no sospecha desde el inicio la enfermedad. En función de los signos y síntomas del paciente y de lo encontrado al examen físico por el médico puede inicialmente indicar pruebas como hemogramas, análisis bioquímicos de sangre, imágenes como radiografías, tomografías o resonancias y si estos resultados sugieren la presencia de cáncer, se debe referir al paciente a un centro oncológico donde probablemente se requiera de una biopsia y otros exámenes más específicos para diagnosticar con exactitud el tipo de cáncer.

    ¿Cómo es el tratamiento?

    Gracias a los avances en las diferentes técnicas diagnósticas y terapéuticas en los últimos años la mayoría de los diferentes tipos de cáncer en la edad infantil son curables. Se recomienda que el tratamiento sea realizado en centros especializados que cuenten con un equipo interdisciplinario y con experiencia en el diagnóstico y manejo de esta enfermedad.

    Los tratamientos más empleados son la quimioterapia, la cirugía, la radioterapia y el trasplante de médula ósea para algunos casos en particular. Dependiendo del tipo de cáncer se empleará una modalidad o la otra aunque la mayoría combinará varios tipos de tratamiento. La duración de este dependerá también de cada enfermedad en particular.

    Uno de los tratamientos más comunes, es la quimioterapia la cual consiste en la utilización de medicamentos que destruyen las células tumorales e impiden que se reproduzcan. Esta puede ser administrada por vía oral, a través de una vena (intravenosa) o intratecal (ubicada en el espacio que rodea la médula espinal).

    Dependiendo de los medicamentos que se utilicen y del protocolo que se esté llevando a cabo, el paciente puede recibir la quimioterapia hospitalizado o podrá recibirla de manera ambulatoria y una vez terminada volver a casa. La periodicidad es variable, en algunos casos se aplica a diario, en otros semanal y en otros en forma de ciclos cada tres o cuatro semanas.

    ¿Cuáles son los efectos secundarios?

    La quimioterapia actúa sobre las células cancerígenas pero también actúa sobre algunas células sanas, sobre todo las que tienen una rápida velocidad de crecimiento (células del aparato digestivo, piel, cabello, células de la sangre) produciendo algunos efectos secundarios que dependerán del tipo de medicamento, la dosis y las características individuales de cada niño.

    Los efectos secundarios más frecuentes son alteraciones digestivas como náuseas y vómitos, alteraciones en la piel y caída del cabello, y alteración en la médula ósea como disminución en las defensas, anemia y sangrados.

    La meta a largo plazo con respecto a la cura y cuidado del niño con cáncer es que lleguen a ser adultos resilientes, activos, autónomos, con una calidad de vida óptima respecto a la salud y que sean aceptados por la sociedad al mismo nivel que sus pares.

    La mayoría de los sobrevivientes del cáncer infantil experimentarán al menos un efecto tardío debido a la propia enfermedad o al tratamiento recibido, es por ello que requerirán seguimiento periódico a largo plazo con el fin de vigilar los posibles efectos que pueda dejar el cáncer y su tratamiento.

    En Fundación HOMI contamos con el Centro de cáncer de infantil más grande de todo el país, con espacios diseñados y adecuados para nuestros niños. Más de 10 oncohematólogos pediatras, profesionales altamente calificados quienes empeñan todos sus esfuerzos en salvar la vida de estos valientes.

    ¡En Fundación HOMI Cáncer no significa muerte!

Los niños no son inmunes a esta infección y sus síntomas no se correlacionan con la exposición y la infección.

Additional Info

  • Contenido

    Los niños durante esta pandemia han tenido un comportamiento de la enfermedad en su mayoría benigno, sin embargo si se han encontrado casos de niños con síntomas graves y otros con síndrome inflamatorio multisistémico asociado a COVID- 19 que conlleva a una falla multiórganica. En países como Estados Unidos se ha encontrado una baja incidencia del síndrome inflamatorio multisistémico, con <1% de los pacientes infectados, en Colombia aun no contamos con datos relacionados a este síndrome.

    Se ha demostrado que la tasa de ataque en niños es similar a la presentada en los adultos jóvenes, lo que les daría un igual riesgo de infección, sin embargo frecuentemente cursan con infección asintomática donde se ha reportado que el riesgo de contagiar la infección es menor. Los estudios se han esforzado en buscar cual sería el factor protector existente en la edad pediátrica proponiendo estos enunciados:

    • Existe en los pulmones unos receptores relacionados en la fisiopatología del COVID-19 que se presentan en menor cantidad que en los adultos, especialmente en los menores a 10 años.
    • Los niños tienen memoria inmunológica a otros virus y estos los protege contra el COVID-19

    La controversia continua y en un estudio publicado la semana pasada se reportó que los niños tendrían una carga viral mayor, con potencial transmisión entre niños y sus familias, sin embargo, en las infecciones virales se deben tener en cuenta varios factores como son la tasa de infección secundaria, tasa de ataque clínico secundario, el tiempo de generación de síntomas entre otros aspectos epidemiológicos.
    Al evaluar que tan transmisores de la infección son los niños, se ha evidenciado que especialmente los niños menores a 10 años transmiten menos la enfermedad que los adultos y se ha planteado que el dato acerca de la carga viral no es igual a la capacidad de infectar a otros que tiene esa persona, por lo que toda la enfermedad relacionada con el coronavirus se debe evaluar con precaución, pues cada día surgen nuevos datos que pueden reforzar o contradecir lo que se sabe hasta el momento.
    ¿Qué hacer?

    Sin duda alguna se deben mantener las medidas de protección personal en todos los escenarios, garantizando el autocuidado y brindándole seguridad a quienes más amamos.

    ¡Es muy importante mantener las medidas de prevención de la enfermedad en todas las edades!

Es una enfermedad genética compleja cuyas manifestaciones clínicas varían de acuerdo a la edad.

Additional Info

  • Contenido

    Agosto es el mes de concientización sobre la atrofia muscular espinal (AME), en esta fecha, asociaciones científicas, de pacientes y otros actores unen esfuerzos para hacer visible la lucha contra esta difícil enfermedad.

    En la atrofia muscular espinal las neuronas que controlan el movimiento de los músculos (motoneuronas alfa) localizadas dentro de la médula espinal, progresivamente mueren a causa de la deficiencia de la proteína de sobrevida de las neuronas motoras o SMN por la alteración genética del gen SMN1, es una enfermedad hereditaria autosómico recesiva que si bien hace parte del listado de enfermedades huérfanas, no es tan rara como se cree, se calcula que 1 de cada 6.000 a 11.000  niños que nacen vivos en el mundo la padecen.

    Como consecuencia de la pérdida de las motoneuronas alfa, los niños desarrollan debilidad y atrofia muscular progresiva, pierden sus reflejos  y la capacidad para hacer actividades motoras de la vida cotidiana como sentarse o caminar, en los casos de presentación más severa, los niños no obtienen ningún hito del desarrollo, o máximo logran sostener su cabeza por un tiempo corto, la debilidad  es tan grave  que finalmente el compromiso respiratorio y deglutorio ocasiona la muerte en los primeros dos años de vida, los pocos niños que sobreviven a este periodo requieren de ventilación mecánica, traqueostomía y gastrostomía.

    Durante décadas, esta enfermedad no había tenido opciones de tratamiento farmacológico, pero gracias a grandes avances científicos esto ha cambiado. Por primera vez en la historia la atrofia muscular espinal empieza a ser una enfermedad tratable.

    Los nuevos tratamientos, si bien no son una cura, han demostrado cambiar el curso natural de la enfermedad en un grado variable, haciendo menos severos los síntomas de acuerdo al momento en el cual sean iniciados, los mejores resultados son obtenidos al ser administrados en niños en quienes se realizó el diagnóstico genético de la enfermedad y se encuentran aún asintomáticos o de no ser esto posible, en niños con un tiempo de evolución de su enfermedad corto, en estas circunstancias muchos de los pacientes han logrado obtener un desarrollo normal o cercano a el.

    En Fundación HOMI contamos con todos los recursos necesarios para atender las necesidades especiales de salud de los pacientes pediátricos con atrofia muscular espinal, tenemos el mejor equipo de profesionales para tratar esta y otras enfermedades neuromusculares.
    De parte de Fundación HOMI queremos decirle a los padres y niños con AME que no están solos, nosotros estamos aquí para apoyarlos.
    ¡Unidos somos más fuertes! Agosto mes de concientización sobre la Atrofia Muscular Espinal.

Estas enfermedades pueden afectar de forma específica el Sistema Nervioso, cuando esto sucede requiere un tratamiento rápido.

Additional Info

  • Contenido

    El sistema inmunológico del ser humano está diseñado para defenderse de las enfermedades, sin embargo, algunas veces los trastornos genéticos, las infecciones u otras afecciones pueden provocar que se descomponga o que incluso ataque tejidos sanos en el sistema nervioso, lo que puede llevar a trastornos inflamatorios del cerebro, los nervios o el músculo, provocando enfermedades neuroinmunológicas.

    El mecanismo de estas enfermedades aún no es completamente conocido, sabemos que muchas veces se deben a que los virus y bacterias tienen partes muy parecidas a moléculas que componen nuestro cuerpo, y el sistema inmune al atacar estas partes del germen, termina atacando al propio cuerpo. En otros casos, esta enfermedad se presenta por respuesta contra tumores con un mecanismo similar. Esto se conoce como mimetismo molecular, y aunque el evento desencadenante puede ser claro en algunos casos, en otros nunca lo encontramos.

    Este grupo de enfermedades se puede dividir en enfermedades del sistema nervioso central que comprometen el cerebro, el cerebelo y la médula espinal, y en enfermedades del sistema nervioso periférico que comprometen nervios, músculo o la unión de estos últimos dos que se llama unión neuromuscular.

    El primer grupo de enfermedades se divide en dos grupos más pequeños, que se llaman encefalitis autoinmunes y enfermedades desmielinizantes. Las encefalitis autoinmunes son causadas por la inflación de las neuronas, son enfermedades que han sido descritas recientemente (en los últimos 15 años), y se presentan tanto en niños como en adultos. Además existen algunas formas exclusivas de niños como el Síndrome de Opsoclonus-Mioclonus-Ataxia. Los síntomas de este grupo son variados y corresponden a cambios en el comportamiento o la conciencia, asociados a convulsiones difíciles de controlar, movimientos anormales no convulsivos que habitualmente comprometen la boca, las manos y/o los pies, las cuales pueden ser de varias semanas de evolución.

    El segundo grupo de las enfermedades del sistema nervioso central son por la inflamación de la mielina (las conexiones de una neurona con otra) y dentro de este tenemos la Encefalomielitis Aguda Diseminada, la Mielitis Transversa, la Neuritis Óptica, la Esclerosis Múltiple, la Neuromielitis Óptica y, recientemente se ha descrito la Enfermedad por Anticuerpos Anti MOG. Todas ellas se pueden presentar en niños. En estas enfermedades los síntomas más frecuentes son la cambios en la conciencia, debilidad de los brazos o las piernas, dificultad para contener la orina o las heces fecales o alteraciones de la visión, que se presentan en el transcurso de días.

    Finalmente las enfermedades del grupo de sistema nervioso periférico comprenden el Síndrome de Guillain-Barré, la Miastenia Gravis y las Miopatías Inflamatorias, entre otras, que principalmente tienen como manifestación en debilidad de las extremidades y dificultad para respirar.

    El diagnóstico de todas estas enfermedades se basa en los síntomas y los hallazgos durante la valoración médica, y adicionalmente exámenes especializados dependiendo de la sospecha como electromiografía, neuroconducciones e imágenes avanzadas del sistema nervioso como resonancias de cerebro, ojos y columna. Muchas veces se requiere la realización de punción lumbar (examen para ver las características del líquido cefalorraquídeo, que rodea el cerebro), y determinación de anticuerpos en el líquido de esa punción y/o en sangre.

    El tratamiento de todas estas enfermedades, aunque hay diferencias entre una y otra, consiste en disminuir la actividad del sistema inmune (las defensas), para evitar que el daño al sistema nervioso continúe, y permitir la reparación y cicatrización de los daños establecidos. Algunas veces es necesario bajar las defensas por un tiempo prolongado para evitar nuevos episodios, teniendo en cuenta que con cada episodio se pueden presentar daños irreversibles que pueden generar secuelas del movimiento o de otras funciones importantes.

    En Fundación HOMI tenemos un equipo de especialistas con experiencia en el diagnóstico, el tratamiento y el seguimiento de todas estas enfermedades. El objetivo final de nuestro grupo es garantizar la mejor recuperación y tratamiento posibles en cada caso, especialmente de aquellos en los que se necesite bajas las defensas por tiempos largos.

Las manifestaciones neurológicas son frecuentes en pacientes con infección por COVID 19

Additional Info

  • Contenido

    El virus del COVID-19 ha provocado la aparición de otros síntomas no asociados al sistema respiratorio que pueden afectar igualmente la salud de quienes se contagian. Algunas de estas manifestaciones son las neurológicas, las cuales son frecuentes entre el 17,3% al 36.4 % de las personas que las padecen y se presentan con mayor frecuencia en pacientes críticamente enfermos.


    Existen dos teorías acerca de la forma en la que el COVID-19 puede causar estas manifestaciones neurológicas, la primera es que el virus directamente genera los síntomas entrando al sistema nervioso a través de la nariz y la segunda teoría explica como nuestro sistema inmunológico, en un intento por controlar la infección por el COVID 19 genera una respuesta inflamatoria que por una parte tiene la capacidad de atacar al mismo organismo incluyendo el sistema nervioso a lo cual se le denomina autoinmunidad, hasta el momento no se ha logrado confirmar ninguna de las dos teorías.


    Estas manifestaciones neurológicas se clasifican en 3 categorías:

    1. Manifestaciones del sistema nervioso central (mareos, dolor de cabeza, alteración del conocimiento, enfermedad cerebrovascular aguda, ataxia y convulsiones).
    2. Manifestaciones del sistema nervioso periférico (alteraciones del gusto, del olfato, de la visión y dolor neuropático (ardor, quemazón).
    3. Manifestaciones de lesiones de músculo esquelético.

     

    De estas manifestaciones, las más usuales en orden descendente de frecuencia como complicación de la infección por COVID-19 incluyen, meningitis, encefalitis viral, encefalopatía hipóxico isquémica, accidentes cerebrovasculares, encefalomielitis diseminada aguda, encefalopatía hemorrágica necrotizantes y síndrome de Guillain Barré, algunos estudios y modelos experimentales sugieren que puede ser más frecuente la esclerosis múltiple en pacientes afectados por coronavirus, pero a la fecha actual no hay una conclusión definitiva al respecto.


    Los síntomas neurológicos más frecuentes es la cefalea (16.8 %) seguido de vértigo (13.9 %), alteración del estado de la conciencia (11.2 %) vómito

    (26; 6.3 %), crisis epilépticas (1.7 %), dolor neuropático 1.2 % y por último ataxia (3; 0.7 %).


    Dichas manifestaciones se presentan entre los 3 y 62 años de edad y en los niños es igual de frecuente tener como complicación una encefalitis como alteraciones respiratorias.

Las enfermedades neuromusculares impiden la capacidad de controlar o generar movimiento en brazos y piernas.

Additional Info

  • Contenido

    El movimiento es la esencia de la vida, todos los días nuestro cuerpo nos permite de manera inconsciente hacer cosas tan importantes como respirar, comer, hablar o caminar en un proceso coordinado, armónico y perfecto, sin embargo, no todas las personas cuentan con esta misma suerte, en el mundo 1 de cada 3.000 niños tiene algún tipo de enfermedad neuromuscular que les dificulta o impide realizar estas acciones que son para nosotros cotidianas, pero ¿Qué son las enfermedades neuromusculares?
    Las enfermedades neuromusculares son condiciones debilitantes, progresivas, en su mayoría heredadas, en las cuales hay problemas en el funcionamiento de la médula espinal, los nervios, los músculos y su unión (unión neuromuscular) , en los niños se manifiestan como hipotonía y debilidad muscular con dificultades para levantarse desde el suelo, correr, subir escaleras, saltar y/o caminar en puntas de pies, caídas frecuentes, retraso en el desarrollo motor por lo general sin afectar su lenguaje o capacidad de aprender, en los casos más severos los recién nacidos o lactantes tienen dificultades para succionar, deglutir, masticar e incluso para respirar y pueden requerir de ayuda de dispositivos médicos para lograr sobrevivir.
    Son muchas las enfermedades Neuromusculares descritas, sin embargo las más frecuentes son:

    • Distrofia muscular de Duchenne
    • Neuropatías hereditarias
    • Miopatías congénitas
    • Distrofia miotónica
    • Atrofias musculares espinales


    En relación con el tratamiento farmacológico de las enfermedades neuromusculares, en los últimos años y por primera vez en la historia, han venido surgiendo nuevas moléculas de la más alta tecnología para entidades como la Atrofia Muscular Espinal y la Distrofia Muscular de Duchenne, los niños candidatos a estas opciones farmacológicas deben ser valorados por la junta médica de enfermedades neuromusculares institucional para tomar una decisión interdisciplinaria definitiva al respecto, cumpliendo con los requerimientos del sistema de salud.
    En HOMI contamos con equipo de profesionales, especialistas en todas los ámbitos de la pediatría, dispuestos a brindar un tratamiento ideal y oportuno a todos los niños del país.

Página 1 de 2